Comunicado de Política Monetaria

El Banco Central de la República Dominicana, en su reunión de Política Monetaria de marzo de 2012, decidió mantener inalterada su Tasa de Política Monetaria en 6.75% anual. Al mismo tiempo, dispuso dejar sin cambio la Tasa de Interés Lombarda en 9.0% anual.

La decisión con respecto a la tasa de referencia se sustenta en que, en el mes de febrero, la tasa interanual de inflación cayó a 6.0%, situándose dentro de la meta de 5.5% ± 1% para 2012. Asimismo, la inflación subyacente interanual se redujo a 4.25% al cierre del mes de febrero, por debajo de su promedio histórico. Dado que los factores que inciden en los pronósticos de inflación no han variado significativamente desde la anterior reunión de política monetaria, las proyecciones apuntan a que la inflación se mantendría dentro de la meta establecida en el Programa Monetario.

En el contexto externo, los indicadores de Estados Unidos confirman la perspectiva de recuperación gradual de esa economía, al tiempo que se espera una moderación en las economías asiáticas, principalmente China e India. En Europa, se mantienen las condiciones recesivas, aunque existe la percepción de que los ajustes fiscales en algunos países y la reestructuración de la deuda griega, han contribuido a moderar los riesgos financieros internacionales. La mayor incertidumbre que enfrenta este panorama internacional está relacionada con la volatilidad reciente de los precios del petróleo.

América Latina presenta un panorama favorable, aunque no libre de riesgos, según el Fondo Monetario Internacional. Adicionalmente, en su último informe macroeconómico para la región, el Banco Interamericano de Desarrollo consideró que la región enfrentaría en 2012 condiciones económicas positivas, asumiendo un escenario con mejoras en la economía estadounidense, una ligera moderación en la economía china y una crisis de corta duración en Europa.

En el ámbito doméstico, la actividad económica y la demanda interna evolucionan dentro de lo previsto en el último Informe de Política Monetaria. El crédito al sector privado está expandiéndose a una tasa cercana a 11%, consistente con la expansión del PIB nominal, mientras que las expectativas de inflación del mercado se mantienen en torno a la meta de 2012. En lo que va de año, las presiones inflacionarias se han mantenido bajas, alcanzando la inflación 0.35% en el mes de febrero y un acumulado de 0.79% durante los dos primeros meses del año. Esto ha contribuido a que la inflación interanual mantenga su tendencia a la baja y que su nivel haya convergido a la meta durante el primer trimestre de este año, consistente con lo señalado en Comunicados anteriores.

El Banco Central reafirma su compromiso de conducir la política monetaria al logro de la meta de inflación de 5.5% ± 1% para 2012, a la vez que seguirá monitoreando la evolución de la economía mundial y doméstica a fin de reaccionar oportunamente ante riesgos sobre la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.

Santo Domingo, 30 de marzo de 2012.