HISTORIA DE LA ACUÑACIÓN DE LA MONEDA NACIONAL

El Banco Central de la República Dominicana exhorta a toda la ciudadanía a cuidar los billetes de banco, los cuales tienen un alto costo para el país; si usted deteriora un billete nos obliga a retirarlo de circulación y reponerlo antes de que cumpla su ciclo de vida.

Los billetes de banco tienen fuerza liberatoria para el pago de todas las obligaciones públicas o privadas, por tanto, es responsabilidad de todos los usuarios conservarlos en buen estado. Al cuidar nuestros billetes contribuimos con la preservación de nuestro medio ambiente, porque un billete húmedo, maltratado y deteriorado contamina y daña nuestro entorno.



Un billete deteriorado dificulta las transacciones comerciales, en el sentido, que a toda persona le gusta que les entreguen billetes nuevos cuando realizan una transacción en un supermercado, tienda o cualquier tipo de negocio.

Los usuarios de los billetes y monedas nacionales, deberán abstenerse de rayarlos, cortarlos, rasgarlos, perforarlos, doblarlos, estrujarlos, mojarlos, mancharlos, teñirlos o alterar sus características físicas.

Los billetes representan la imagen de la República Dominicana y por tanto la de todos los dominicanos. Nuestros billetes expresan los valores fundamentales de nuestro país: sus símbolos culturales, sus figuras históricas, su estética, pero también su modernidad y su eficacia.

¡Por orgullo y conciencia protege y cuida tus billetes para que duren más!


No lo rayes no lo selles
No lo agarres con las manos sucias
No lo arrugues o empuñes
No lo manches
No lo grapes
No lo perfores
No lo mojes


Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram