Resultados preliminares Economía Dominicana 2014

Como es costumbre al inicio de cada año, el Banco Central ofrece a la opinión pública los resultados correspondientes a las principales variables macroeconómicas en el año recién transcurrido. Es este tenor, constituye un motivo de gran satisfacción compartir con todos ustedes algunas noticias sumamente positivas y halagüeñas sobre el desenvolvimiento de la economía dominicana durante el año 2014. 

La verdad es que el crecimiento experimentado por la economía dominicana superó las expectativas y proyecciones que se habían estimado, siendo la economía que registró el mayor crecimiento en América Latina en 2014, alcanzando una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto de 7.1%, según las informaciones disponibles para el periodo enero-noviembre y una proyección conservadora de diciembre. Este crecimiento resultó ser 6.0 puntos porcentuales por encima del promedio de 1.1% estimado por organismos internacionales para la región.

 

  1. 1.      Crecimiento Económico 

Al analizar el comportamiento de la economía durante enero-diciembre del año 2014, se observan crecimientos positivos en todas las actividades económicas, destacándose: Agropecuario (5.2%), Minería (20.9%), Manufactura Local (5.0%), Construcción (11.4%), Comercio (4.7%), Hoteles, Bares y Restaurantes (7.9%), Intermediación y Servicios Financieros (8.6%), Enseñanza (8.4%) y Salud (7.6%), entre otras. 

Dado que las actividades de mayor incidencia en el crecimiento de 2014 fueron Construcción y Hoteles Bares y Restaurantes, nos permitimos detallar su comportamiento a continuación. 

En ese tenor, resulta muy grato informar al país como primicia que la llegada de turistas (extranjeros y dominicanos no residentes) alcanzó la cifra récord de 5,140,650 pasajeros, para un aumento de 450,880 visitantes adicionales, equivalente a un crecimiento de 9.6% con respecto al año anterior , lo que permite afirmar sin lugar a dudas que 2014 fue un año extraordinario para el turismoEn efecto, el ingreso de divisas para el país por este concepto ascendió a la suma sin precedente de unos US$5,600 millones (crecimiento de 10.6%). 

En cuanto a la actividad Construcción, su valor agregado registró una expansión de 11.4%, muy por encima al 6.1% observado en el año anterior. Este comportamiento se evidencia en el desempeño favorable de los proyectos de inversión del sector privado, destacándose la construcción de viviendas de bajo costo, edificaciones hoteleras, así como otras edificaciones no residenciales. 

Asimismo, contribuyó al dinamismo de la actividad construcción, la inversión pública, la cual ha sido destinada principalmente a la construcción de 652 centros educativos que aportan unas 10,000 aulas equipadas a la jornada escolar extendida a nivel nacional. En adición, incidió favorablemente la realización de importantes proyectos de infraestructura vial, entre los que se destacan la Circunvalación de Santo Domingo en la etapa comprendida entre el Puerto de Haina y la Autopista Duarte, continuación de la construcción de la segunda línea del Metro, ampliación  la carretera Uvero Alto-Miches y el Corredor Vial del Sur. De igual forma se resalta el Programa de Asfaltado y mantenimiento de calles y avenidas y la construcción de hospitales, puentes, carreteras y otras obras en todo el territorio nacional. 

El dinamismo mostrado en la actividad construcción se refleja en el crecimiento de los volúmenes de ventas de los principales insumos como el cemento, varillas y pintura, así como en los préstamos otorgados por el sistema financiero a la construcción y a la adquisición de viviendas que registraron incrementos de 55.8% y 15.2%, respectivamente, al cierre de diciembre de 2014. 

El crecimiento experimentado durante 2014 es consistente con el comportamiento exhibido por la cartera de préstamos de todo el sistema financiero. En efecto, el total del crédito concedido al sector privado registró un crecimiento interanual de 19.5% al 31 de diciembre 2014, dentro de los cuales los préstamos a la producción se incrementaron en 17.3%. Cabe resaltar que los mayores recursos fueron canalizados a aquellas actividades que exhiben una mayor dinamismo dentro del PIB: Construcción (55.8%), Manufactura (10.2%), Agropecuaria (7.8%) y Comercio (4.5%). Asimismo, se destacan también los desembolsos de préstamos a las Microempresas, los cuales crecieron en 29.9% en términos interanuales.

 

  1. 2.      Generación de Empleos 

Es importante reiterar, como lo hemos manifestado con anterioridad, que el ritmo de generación de nuevos puestos de trabajo durante los últimos dos años apunta a que el Gobierno presidido por el Excelentísimo señor Presidente, Lic. Danilo Medina, podrá cumplir con holgura la meta de contribuir a la creación de 400,000 empleos netos durante sus cuatro años de gestión. En efecto, los resultados de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT), para el período octubre 2013 – octubre 2014 demuestran una generación de 165,799 empleos netos, que unido a los 69,801 correspondientes al período octubre 2012 – octubre 2013 totalizan unos 235,600 ocupados netos adicionales en dos años. 

La generación de empleos asociada al crecimiento de la economía se tradujo en una reducción de la tasa de desocupación abierta de 7.0% en octubre 2013 a 6.0% en octubre 2014. Tomando en consideración que la economía aún se mantiene creciendo por encima de su ritmo potencial en la actualidad, se espera que los resultados de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT) de abril 2015 continúen reflejando una tendencia decreciente en el desempleo.

 

  1. 3.      Inflación 

Otra primicia de gran importancia lo constituye el hecho de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el mes de diciembre registró una variación negativa de 0.70%, por lo que la inflación cerró el año 2014 en 1.58%, la segunda inflación más baja de América Latina, luego de la economía dolarizada de El Salvador, y la más baja desde el 1984 a la fecha. Este resultado estuvo influenciado en gran medida por las bajas presiones inflacionarias de origen externo.

En este sentido, la caída en los precios del petróleo y por ende en el precio interno de los combustibles y del gas licuado de petróleo, ha repercutido favorablemente en el presupuesto familiar, ya que el ahorro en combustibles y transporte, genera holgura para satisfacer otras necesidades de los hogares.  

En cuanto a los resultados de inflación del año es importante destacar que la inflación subyacente, es decir, aquella que está asociada a las condiciones monetarias cerró el año en 2.97%, similar a la inflación promedio de doce meses de 3.00%, la cual se mantuvo en torno al límite inferior del rango meta de 4.5% ± 1% contemplado en el Programa Monetario de 2014. 

Si se analiza en detalle el resultado de la inflación acumulada del año 2014 según los grupos de bienes y servicios, se puede observar que la variación de precios experimentada por los Alimentos y Bebidas no Alcohólicas fue neutralizada en gran medida por la caída en el IPC de los grupos Transporte y Vivienda. En ese tenor, cabe destacar que los precios promedio de la gasolina regular, gasolina premium y gasoil registran una caída acumulada de 25.2%, 21.8% y 23.0%, respectivamente, durante los últimos cinco meses del año (agosto-diciembre 2014).

 

  1. 4.      Política Monetaria y Evolución del Crédito 

En el ámbito de la política monetaria, durante todo el año 2014 el Banco Central mantuvo una postura neutral, es decir, procurando una tasa de interés de referencia que fuera consistente con un producto creciendo en torno a su potencial en el horizonte de política, sin provocar presiones inflacionarias. En ese sentido, la tasa de política monetaria ha permanecido invariable desde en agosto de 2013 cuando fue ajustada a 6.25% anual. 

En efecto, se espera que la inflación interanual vaya convergiendo gradualmente y se estabilice en torno a la meta de mediano plazo de 4.0%, reflejando en gran medida la consolidación del Esquema de Metas de Inflación (EMI) del Banco Central, que ha logrado anclar las expectativas de inflación de los agentes económicos, manteniendo así un clima de certidumbre para la planificación de las decisiones de consumo e inversión de los agentes económicos. 

En cuanto al crédito al sector privado en moneda nacional creció 14.9% en 2014, aumentando casi RD$72,000 millones durante el año, 1.2 veces más que el crecimiento del año 2013. El crédito privado total, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, aumento en casi RD$115,000 millones, un 19.5% con respecto a su nivel de diciembre de 2013.

 

  1. 5.      Sector Externo

En el sector externo, los resultados preliminares de la cuenta corriente de la Balanza de Pagos arrojan que la misma cerró el año 2014 con un déficit de 3.1% del PIB, llegando a su promedio histórico, tendencia a la baja que se espera continúe durante el presente año 2015 hasta situarse entre 2.3% y 2.5% del PIB. 

A todas luces, la evolución favorable del sector externo ha facilitado la acumulación de reservas internacionales. En este orden, las Reservas Internacionales Brutas cerraron el año en US$4,861.8 millones y las Netas en US$4,650.4 millones, aumentando US$161.2 y US$263.9 millones respectivamente, con respecto a 2013. Estos niveles de reservas brutas equivalen a 3.3 meses de las importaciones excluyendo las zonas francas.

Este resultado se sustenta principalmente en el desempeño favorable de las exportaciones totales de bienes, remesas familiares, ingresos por turismo e inversión extranjera directa que generaron ingresos de divisas al país por unos US$22,285 millones, para un incremento de 7.4% con respecto al año 2013 (US$1,536 millones adicionales). 

Cabe resaltar el crecimiento de 4.2% de las exportaciones totales, dentro cuales, las nacionales  aumentaron 4.4%, destacándose el incremento en las exportaciones de oro y plata (29.0% y 44.2%) y las exportaciones de Cacao (37.9%) incentivadas por la mejoría en los precios internacionales. 

En el caso de las importaciones totales registraron un crecimiento de 2.4% durante 2014. Dentro de las mismas, las importaciones no petroleras aumentaron en US$810.8 millones (6.5%), lo que es consistente con el crecimiento económico. Asimismo influyó en los resultados de la Balanza de Pagos, la reducción de US$415.0 millones de la factura petrolera, incidiendo principalmente en esto último la disminución de los precios internacionales del petróleo. 

En lo que respecta a las remesas, las mismas ascendieron a US$4,620.0 millones, correspondiéndole un aumento de 8.4%, unos US$357.7 millones. Esto evidencia los efectos positivos de la recuperación de la economía de los Estados Unidos, que es la principal fuente de las remesas recibidas en nuestro país, con una participación de  64.1% en el total recibido, seguidas de España con un 16.2%. 

En cuanto a la inversión extranjera directa, ésta alcanzó US$2,237.6 millones al cierre de 2014, monto superior en US$247.1 millones respecto al cierre de 2013, para un crecimiento de 12.4%.  Este aumento en los flujos obedece a un importante incremento de las inversiones en los sectores comercial, energía y turismo en 28.7%, 16.3% y 13.4% respectivamente, lo que confirma que la República Dominicana se consolida como un destino atractivo para las inversiones del extranjero. 

Un aspecto importante a destacar es la estabilidad cambiaria mostrada durante el año 2014, con un Tipo de Cambio Real alineado con los fundamentos macroeconómicos. Así, la tasa de cambio de venta al 31 de diciembre de 2014 cerró en RD$44.36/US$, por debajo del nivel contemplado en el Presupuesto de RD$45.8/US$, registrando una depreciación de 3.5% respecto al nivel registrado en el 2013. Este desempeño fue más favorable que el experimentado en muchos de los países de América Latina: Venezuela (87.4%), Argentina (23.7%), Colombia (19.5%), Chile (13.8%), Uruguay (12.1%), Brasil (11.8%), México (11.2%), Costa Rica (6.9%), Perú (6.4%), Nicaragua (4.8%), y Honduras (4.3%) durante el 2014. 

Antes de concluir sobre el ámbito del sector externo, es preciso subrayar que a pesar de las todavía frágiles condiciones imperantes en el entorno internacional, el riesgo-país de la República Dominicana, medido a través del índice EMBI, calculado por JP Morgan, se ha colocado en 381 puntos, por debajo del promedio de 400 puntos de América Latina.

 

  1. 6.      Sector Financiero 

Finalmente, el desempeño exhibido por el sector financiero dominicano, en el año 2014, se caracterizó por altos niveles de capitalización, estabilidad, liquidez y solvencia, lo que le permitió seguir contribuyendo con el desarrollo del aparato productivo nacional. 

Datos preliminares al cierre de 2014, en términos anualizados, destacan que los activos totales del sector crecieron en 11.29%, presentando una morosidad en su cartera de crédito de apenas 1.44%, la cual se ha reducido de manera significativa, al compararse con la registrada a diciembre del 2013 que era de un 2.03%. En  tanto que la cobertura de dicha morosidad pasó de 158.45%, a diciembre del 2013 a 204.13% al cierre del 2014. 

De igual modo, se destaca un nivel de solvencia consolidada de todos los intermediarios financieros, al 30 de noviembre de 16.59%, muy superior al 10% que establece la Ley Monetaria y Financiera y los estándares internacionales. Asimismo, la rentabilidad sobre el patrimonio promedio de 18.82% y sobre los activos de 2.08 por ciento. 

En cuanto a la banca múltiple se refiere, la solvencia promedio fue de 14.41%, mientras que la rentabilidad del patrimonio ascendió a 21.64%, siendo la morosidad de su cartera de 1.33%, con una cobertura de 224.69%. Todo esto evidencia que al cierre del 2014 tenemos un sistema financiero saneado, rentable y patrimonialmente fortalecido.

 

Santo Domingo
7 de enero de 2015


Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram