Portada Comunicados de Política Monetaria BCRD mantiene inalterada la Tasa de Política Monetaria
BCRD mantiene inalterada la Tasa de Política Monetaria

El Banco Central de la República Dominicana, en su reunión de Política Monetaria de julio de 2011, decidió mantener sin cambios la Tasa de Política Monetaria (Overnight) en 6.75% anual. Al mismo tiempo, mantuvo sin variación la Tasa de Interés Lombarda en 9.50% anual.

Las decisiones con respecto a la tasa de referencia están condicionadas por el comportamiento de los principales determinantes de la inflación. En efecto, en junio de 2011, la tasa mensual de inflación fue de 1.02%, acumulando al mes de junio con respecto a diciembre, 5.85%. La inflación de junio fue determinada en gran medida, por el incremento de la inflación importada y el ajuste de la tarifa eléctrica en el marco del Acuerdo con el FMI. En términos anualizados, la inflación alcanzó 9.32%, superior al rango-meta establecido en el Programa Monetario para el cierre de 2011.

En Estados Unidos, la recuperación económica se ha debilitado durante el primer semestre de 2011, al registrar un crecimiento interanual de alrededor de 2% en este período. Adicionalmente, el desempleo ha aumentado por tercer mes consecutivo, ubicándose en 9.2% al mes de junio. Al mismo tiempo, se ha solucionado el impase que existía con relación al tope de deuda pública, con lo que se evita un incumplimiento en los compromisos de pago de Estados Unidos lo que pudo impactar las tasas de interés internacionales con su consecuente impacto en economías emergentes, como la dominicana.

En el ámbito doméstico, importantes indicadores continúan reaccionando de forma esperada a los ajustes económicos, contemplados en el Acuerdo con el FMI. En este sentido, las tasas de interés han acelerado su tendencia al alza durante el mes de julio, principalmente por el efecto de las medidas fiscales recientes. Se espera que tanto el crédito al sector privado como los agregados monetarios moderen aún más su ritmo de expansión en los próximos meses, adecuando la demanda agregada a la capacidad potencial de la economía. Durante el primer semestre las exportaciones crecieron en torno a 20% en términos anualizados, a la vez que se observó una desaceleración en el ritmo de crecimiento de las importaciones. De continuar esta tendencia, se esperaría una reducción en el déficit de cuenta corriente de hasta un punto porcentual del PIB en el presente año. Las proyecciones y expectativas de inflación señalan que el desvío actual de la inflación respecto a su meta sería de carácter temporal y en el mediano plazo la inflación estaría convergiendo a la meta.

El Banco Central seguirá monitoreando de cerca el entorno internacional relevante, así como el comportamiento de la economía doméstica, con el objetivo de evitar el resurgimiento de presiones inflacionarias internas y mantener la estabilidad de precios y el buen funcionamiento del sistema financiero y de los sistemas de pagos.

Santo Domingo, 1 de agosto de 2011

Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram