Portada Comunicados de Política Monetaria BCRD reduce la Tasa de Política Monetaria en 75 puntos básicos
BCRD reduce la Tasa de Política Monetaria en 75 puntos básicos

El Banco Central de la República Dominicana, en su Reunión de Política Monetaria de mayo de 2013, decidió reducir su Tasa de Interés de Política Monetaria (TPM) de 5.00% a 4.25%. . Esta es la primera reducción de la TPM desde el mes de agosto de 2012. De acuerdo al nuevo esquema de gestión de liquidez de corto plazo del Banco Central, las tasas de interés de las facilidades permanentes de expansión y contracción monetaria disminuirán a 6.25% y 2.25% anual, respectivamente.

La decisión sobre la tasa de interés de referencia toma en consideración que los modelos de pronóstico indican que no habrá grandes presiones inflacionarias en los próximos meses ni se prevén desvíos de la inflación con respecto a su meta en el horizonte de política monetaria. Por otro lado, la producción se encuentra por debajo de su capacidad potencial y durante el trimestre enero-marzo registró una tasa de crecimiento por debajo del promedio de los últimos años, como resultado de la debilidad que viene mostrando la demanda interna. Los modelos macroeconómicos indican que, de no tomarse medidas, la producción se mantendría por debajo de su potencial hasta finales de 2014. Las expectativas de inflación del mercado se ubican alrededor del objetivo del Programa Monetario.

En cuanto a los datos de precios, en el mes de abril la tasa mensual de inflación fue de -0.06%, mientras que en términos acumulados alcanzó 1.9% en el primer cuatrimestre del año. La tasa de inflación interanual se redujo a 4.9% en el mes de abril, influida por la inflación negativa de dicho mes. Adicionalmente, la inflación subyacente interanual se ubicó en 5.0%, también presentando una tendencia decreciente con respecto al mes anterior.

En el contexto externo, la Zona Euro se mantiene en recesión al registrar una caída en su actividad económica de 0.8% en el primer trimestre del año. Estados Unidos de América, por otro lado, alcanzó un crecimiento de 2.5% en igual periodo, lo que permite confirmar la tendencia de recuperación moderada que esta economía viene exhibiendo desde finales de 2011. Según Consensus Forecast, las economías de la Zona Euro y de EEUU presentarían crecimientos en torno a -0.5% y 1.9% al cierre del año, respectivamente. En Japón, las recientes medidas de expansión monetaria han aportado optimismo en esa economía, pero China y otras importantes economías emergentes han dado señales de ralentización, reflejándose esto último en una caída en los precios de los bienes primarios, especialmente minerales. Las condiciones financieras internacionales han mejorado, a pesar de la fragilidad de la situación fiscal en algunas economías industrializadas.

En el ámbito doméstico, la actividad económica medida por el Producto Interno Bruto Real creció 0.3% en el primer trimestre, reflejando una notable debilidad de la demanda interna y un exceso de oferta de bienes y servicios. No obstante, el crédito al sector privado en moneda nacional estaría acelerándose influenciado por las recientes medidas de liberalización de encaje, lo que ha permitido un crecimiento interanual de los préstamos privados en moneda nacional superior a 8%, en el mes de mayo. La expansión del crédito privado señalada está en línea con la proyección de crecimiento del PIB nominal para el cierre del año de 8.2%. En cuanto al sector externo, las exportaciones estarían creciendo por efecto del aumento de las exportaciones mineras. Esto, combinado con la caída en las importaciones de bienes y servicios y la reducción en el valor de la factura petrolera, permitiría una mejora en la cuenta corriente de la balanza de pagos para final de año.

El Banco Central reafirma su compromiso de conducir la política monetaria al logro de su meta de inflación. A su vez, continuará monitoreando la evolución de la economía mundial y la coyuntura doméstica a fin de adoptar, de ser necesarias, nuevas medidas que contribuyan a dinamizar el crédito y estimular la demanda interna, siempre que no pongan en riesgo la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.

 

Santo Domingo

26 de mayo de 2013

Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram