ÔĽŅ
Charla Magistral del Lic. Hector Valdez Albizu, Gobernador, en el Foro de Inversi√≥n de la Rep√ļblica Dominicana 2014
‚EURoeDesempe√Īo macroecon√≥mico de la Republica Dominicana y su impacto en los flujos de inversi√≥n extranjera directa‚EURĚ

Para quien les habla constituye un alto honor comparecer ante este selecto público, atendiendo a una gentil invitación que nos formulara el Director Ejecutivo del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), el Dr. Jean Alain Rodríguez, para disertar en este importante Primer Foro de Centroamérica y El Caribe, “Invierte en RD”, presidido por el Excelentísimo Señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez. Antes de compartir con ustedes algunas reflexiones relacionadas al “Desempeño Macroeconómico de la Republica Dominicana y su Impacto en los Flujos de Inversión Extranjera Directa”, quiero reconocer la iniciativa del CEI-RD al lograr la presencia de cientos de inversionistas y congregar a tan distinguidas personalidades nacionales e internacionales.

 

  1. I.       El contexto internacional relevante para la República Dominicana

 

Permítanme, antes de abordar el contenido central de esta ponencia, referirme brevemente al panorama económico internacional imperante en los momentos actuales. Para nadie es un secreto que la economía mundial ha experimentado una recuperación gradual tras la crisis económica más severa de los últimos ochenta años. Sin embargo, existe un consenso a nivel internacional de que la economía mundial consolidará su ritmo de crecimiento, exhibiendo una tasa de 2.8% para 2014 y 3.3% para 2015. 

En este mismo orden, la economía estadounidense se ha venido recuperando. Las últimas proyecciones de crecimiento de Consensus Forecast apuntan a una tasa de expansión de 2.1% para 2014 y 3.1% para 2015, destacando el buen desempeño del mercado laboral, las ventas y otros indicadores coyunturales. Pienso, amigos, que estas son buenas noticias para la República Dominicana y para los potenciales inversionistas, considerando la estrecha relación económica que guardamos con nuestro principal socio comercial, los Estados Unidos de América.

Por otro lado, como pueden corroborar los representantes del viejo continente aquí presentes, la Zona Euro ha salido de la recesión y continúa el proceso de recuperación iniciado a finales del año pasado, esperándose que crezca 1.0% en 2014, para luego acelerar su crecimiento hasta 1.5% en 2015. En este sentido, es oportuno resaltar, la mejora en las expectativas de crecimiento de la economía española, la cual mantiene una estrecha vinculación histórica, cultural y económica con la Republica Dominicana.

En el caso de América Latina, las proyecciones de crecimiento han sido recortadas hasta 1.4% en 2014 y 2.4% en 2015, influenciado por el bajo crecimiento de México, y el proceso de recesión que experimentan Venezuela y Argentina y más recientemente Brasil. Esta situación contrasta con el desempeño de la República Dominicana, quien ha logrado consolidar su senda de crecimiento, como veremos más adelante.

 

  1. II.    Factores claves para el éxito de la República Dominicana como destino de inversión

 

En vista de la naturaleza de este encuentro, permítanme utilizar la información que compilamos en la Balanza de Pagos que elabora el Banco Central y compartir con ustedes algunos factores claves que, a nuestro entender, han contribuido al éxito de la República Dominicana como destino de inversión.

Si damos una mirada retrospectiva a la evolución de la Inversión Extranjera Directa a lo largo de la última década, podemos observar que la Inversión Extranjera Directa acumulada pasó de US$7,684 millones en 2004 a US$26,549 millones al cierre del 2013, un incremento de US$18,865 millones, equivalente a un aumento de 245.5% en 10 años. Este significativo aumento representa un flujo anual promedio en torno a los US$2,000 millones, lo cual, evidentemente, ha contribuido al financiamiento de la cuenta corriente.

Sin lugar a dudas, distinguidos amigos, en el éxito de la estrategia para atraer inversión extranjera, la estabilidad macroeconómica ha jugado un rol preponderante, caracterizada por un crecimiento económico sostenido, baja inflación, estabilidad relativa de la tasa de cambio y un Sistema Financiero sano, líquido, solvente y bien capitalizado, como analizaremos a continuación.

 

  1. A.     Crecimiento económico sostenido

 

En los últimos 33 años, la República Dominicana ha registrado un crecimiento promedio del PIB real de 4.7%, superior al 3.1% promedio de América Latina y El Caribe en igual periodo. No obstante los shocks externos e internos que ha enfrentado la economía dominicana a lo largo de estas tres décadas, el país ha mantenido un ritmo de crecimiento sostenido, alcanzando un 4.6% en 2013 y 7.2% en enero-junio de 2014. 

 

  1. B.     Política Monetaria proactiva bajo metas de Inflación

 

Es importante señalar en este Foro, que la República Dominicana ha sido históricamente una economía de baja inflación. Con excepción del período de la crisis bancaria 2003-2004, la inflación se ha mantenido en un sólo dígito desde el año 1995. Para consolidar este comportamiento, a partir de enero del 2012, la Honorable Junta Monetaria adoptó el Esquema de Metas de Inflación, denominado inflation targeting, como una forma transparente y moderna de hacer política monetaria, coherente con el mandato de mantener la estabilidad de precios establecido en la Constitución de la República y la Ley Monetaria y Financiera 183-02, colocando al país a nivel de bancos centrales de vanguardia como los de Chile, México y Brasil, entre otros.  

En esa dirección, es oportuno hacer notar que el Banco Central mantiene una política monetaria proactiva, oportuna y vigilante de los shocks externos e internos que puedan afectar su meta de inflación, manteniendo una adecuada coordinación con la política fiscal, a fin de propiciar certidumbre en los agentes económicos y un clima favorable a la inversión.

En línea con estos objetivos, la inflación se ha mantenido dentro del rango-meta establecido en el Programa Monetario, cerrando en 3.88% en 2013, y una inflación acumulada en el periodo enero-julio de 2014 de 1.93%. En términos anualizados, esta variable alcanza 3.41% al mes de julio.

Es importante destacar que en el contexto regional, la inflación acumulada enero-junio 2014 de República Dominicana es la tercera más baja de América Latina, después de México y El Salvador, una economía dolarizada.


  1. C.     Sistema Financiero sano, líquido, solvente y bien capitalizado

 

En lo referente al sistema financiero, el mismo presenta adecuados niveles de liquidez, rentabilidad, baja morosidad y fortalecimiento patrimonial, con una solvencia que alcanzó 17.5% a julio de 2014, así como una rentabilidad de los activos (ROA) y patrimonio promedio (ROE), de 2.0% y 18.3%, respectivamente.

En el país funciona además un eficiente y moderno sistema de pagos, en consonancia con las mejores prácticas internacionales, con liquidaciones brutas en tiempo real, escogido por el Consejo Monetario Centroamericano como Gestor Institucional del Sistema de Interconexión de Pagos de Centroamérica y República Dominicana.

 

  1. D.    Estabilidad relativa del Tipo de Cambio

 

Con relación al comportamiento del mercado cambiario es preciso señalar, que el tipo de cambio refleja fluctuaciones asociadas a las fuerzas del mercado bajo un esquema cambiario de flotación administrada, en la que el Banco Central actúa cuando se verifican movimientos bruscos en la tasa que puedan afectar las expectativas de los agentes económicos. 

Un dato importante es que en el período comprendido entre 2008 y 2013, el tipo de cambio, variable altamente sensible para economías pequeñas y abiertas como la nuestra, experimentó una depreciación nominal promedio anual de 3.7%. Estos resultados, contrastan con las fuertes fluctuaciones cambiarias que han experimentado muchas economías de la región latinoamericana. En términos reales, el comportamiento del Tipo de Cambio se mantiene alineado con los fundamentos macro de la economía dominicana, consistente con los estudios técnicos del Fondo Monetario Internacional y del propio Banco Central.

 

  1. E.     Favorable desempeño del Sector Externo

 

En cuanto al desempeño del sector externo, a pesar del difícil entorno internacional, el déficit en cuenta corriente como porcentaje del PIB ha venido disminuyendo de 7.8% en 2010 a 4.1% en 2013, exhibiendo un satisfactorio comportamiento como se observa gráficamente.

En esa dirección, los sectores generadores de divisas exhiben un robusto posicionamiento. Por ejemplo, el pasado año, los ingresos en divisas por turismo superaron por primera vez los US$5,000 millones, impulsados por la llegada de más de 5 millones de turistas, manteniéndose las más de 68,500 habitaciones actuales con un alto grado de ocupación, con destinos como Bávaro-Punta Cana alcanzando un 91.3% de ocupación al cierre del primer trimestre del año. Son tales las potencialidades de dicho sector, que el Excelentísimo Señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez ha establecido como meta alcanzar los diez millones de turistas en los próximos ocho años, para lo cual se requerirá un incremento sustancial del número de habitaciones de nuestra infraestructura hotelera, muchas de las cuales ya están en construcción.

Por otra parte, las remesas familiares, remitidas por la diáspora dominicana en el exterior, continúan su tendencia creciente de los últimos años, alcanzando los US$4,262.3 millones en el 2013. Igualmente un sector que se ha caracterizado por ser receptor de inversión extranjera y generador de divisas, es el de las Zonas Francas, las cuales han venido repuntando y exportaron US$ 4,919.5 millones en el año 2013.

Otro aspecto de sumo interés para los inversionistas es el nivel de Reservas del Banco Central. En ese sentido, las Reservas Internacionales Brutas y Netas mantienen un proceso de fortalecimiento continuo. Desde diciembre del año 2013, el país cuenta con niveles de Reservas Brutas que cubren más de tres meses de importación de bienes y servicios, un indicador importante de sostenibilidad externa. Al 1ro. de septiembre del presente año, las Reservas Brutas alcanzaron US$4,528.1 millones, mientras que las Netas ascendieron a US$4,251.0 millones.

En términos fiscales, los esfuerzos de las actuales autoridades gubernamentales han logrado reducir el déficit a 2.8% del PIB, contribuyendo de manera importante a preservar la estabilidad macroeconómica. Esto ha fortalecido la percepción favorable de los inversionistas internacionales en la economía dominicana, manteniendo el riesgo-país en línea con el promedio de América Latina.

 

  1. III.             Perspectivas y reflexiones finales

 

Distinguidas personalidades, inversionistas presentes y amigos todos: Para concluir esta disertación, quisiera referirme, muy brevemente, a las perspectivas de las principales variables macroeconómicas de la República Dominicana para el cierre de 2014. De acuerdo a las estimaciones del Banco Central, la economía seguirá con una senda de crecimiento real en torno a su potencial, entre un 5.5% y 6.0%, con una tasa de inflación cercana al límite inferior de su rango meta de 4.5% ± 1%, y estabilidad relativa del Tipo de Cambio.

En cuanto al Sector Externo, se espera un déficit en Cuenta Corriente en torno al 3.9% del PIB, y con estimaciones hacia la baja, en línea con el promedio histórico de 3.5%. Las exportaciones totales estarían por encima de los US$10,000 millones, los ingresos por turismo superarían los US$5,400 millones y se estima las remesas familiares sobrepasen los US$4,600 millones. Para finales de este año, se espera un monto de Inversión Extranjera Directa por encima de los US$2,000.0 millones, impulsada por los sectores Comercial, Energía, Comunicaciones, Bienes Raíces y Turismo.

Todo lo anterior indica, como expresaron recientemente analistas de J.P Morgan, que la economía dominicana “va a toda máquina”. En adición al favorable desempeño macroeconómico, nuestra estratégica ubicación geográfica, la vigencia de un marco regulatorio moderno en materia de inversión extranjera, la existencia de una excelente infraestructura vial, portuaria y aérea, esta última compuesta por 8 aeropuertos internacionales, un sistema de telecomunicaciones de clase mundial, así como la vigencia de importantes acuerdos comerciales como el DR-CAFTA y el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea (EPA), reafirman las grandes potencialidades y múltiples ventajas comparativas y competitivas del país, para seguir  siendo un destino atractivo para capitales del exterior, asumiendo cada vez más un mayor liderazgo a nivel regional.

Como de costumbre, quiero finalizar mis palabras, exhortando a los inversionistas presentes en este Primer Foro “Invierte en RD”, a que nos acompañen como socios a desarrollar las fortalezas del país. Tenemos estabilidad económica y política, enmarcada en un estado de derecho en el que prevalece la libre empresa y un régimen democrático de larga data. Gozamos de paz social y contamos con nuestro principal activo: nuestra gente. Somos una isla bendecida, un pueblo sumamente hospitalario, entusiasta y amistoso, que con su sonrisa afable, se esfuerza en acoger al extranjero, con el deseo sincero de que cada visitante se sienta verdaderamente como en su propio país. Apostemos juntos con optimismo al futuro de la República Dominicana.

 

¡Muchas Gracias!

 

Santo Domingo
Septiembre 4, 2014

Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram