Discurso del Lic. Héctor Valdez Albizu, Gobernador del Banco Central, con motivo del Sexagésimo Octavo aniversario del BCRD, 23 de octubre de 2015

Para la historia económica nacional, y especialmente para toda la familia bancentraliana, el 23 de octubre de cada año constituye una fecha memorable, al celebrarse un aniversario más de la creación del Banco Central. Ya alcanzamos 68 años de existencia, asumiendo el mandato constitucional y legal de garantizar la estabilidad de precios, en aras de coadyuvar al crecimiento económico sostenido, a la generación de empleos y a preservar la estabilidad macroeconómica.

Con la misma emoción que he subido a este pódium un día como hoy en 18 ocasiones, quiero agradecer a Dios, y a la confianza depositada en mi persona por tres Mandatarios de la Nación, incluyendo al Excelentísimo Señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez, la oportunidad de servir a mi patria desde el cargo que ocupo en este Ente Emisor, junto a todos ustedes, estimados compañeros de labores, hombres y mujeres comprometidos con una mística institucional sustentada en valores y en la búsqueda constante de la excelencia.

Ciertamente ha habido mucha entrega y un alto sacrificio familiar, especialmente de mi esposa Fior y mi hijo Héctor Manuel, a quienes he privado de mi compañía por muchas horas en nuestro hogar. Ustedes, sin lugar a dudas, han sido un soporte imprescindible para perseverar en esta gran responsabilidad, expuesta permanentemente a críticas, algunas constructivas y otras tantas veces incomprensibles y objeto de cuestionamientos interesados, muy alejados de la realidad.

La verdad es que través de este largo tiempo al frente de la Institución, he aprendido a ser tolerante y prudente, revistiéndome de esa paciencia, humildad y templanza de que nos habla el Papa Francisco, cuando nos indica que “No es el enfrentamiento lo que ofrece perspectivas de esperanzas para resolver los problemas, sino insistir tantas veces sea necesario, en la cultura del diálogo auténtico, con un corazón lleno de humildad y caridad para encontrar las soluciones”.

Les confieso que en este transcurrir, hemos adoptado una actitud de transformar las adversidades en fuerza motivadora para trabajar con más ahínco, con el permanente respaldo de la Honorable Junta Monetaria, a favor de los mejores intereses del país. Pienso, por encima de todo, que nuestro compromiso sagrado es cumplir con nuestro deber, apegado a las mejores prácticas, a la Ética y a la transparencia, contribuyendo a generar un ambiente de certidumbre propicio al consumo e inversión, en un contexto internacional dinámico, complejo y volátil.

Entorno Internacional

Hace apenas dos semanas, asistimos a la reunión de otoño del Fondo Monetario Internacional  y del Banco Mundial en Lima, Perú, en momentos en que se aprecian mejoras en economías avanzadas y signos de desaceleración en los mercados emergentes. Ante estos contrastes, se espera un crecimiento mundial de 3.1% en 2015 y de 3.6% para el próximo año 2016.

En estas proyecciones, incide la recuperación de Estados Unidos de América, al experimentar un crecimiento de 3.9% en el segundo trimestre de 2015, estimándose que cerraría este año en torno a 2.6%, con una tasa de desempleo el pasado agosto de 5.1%, considerada por la Reserva Federal como la de pleno empleo. Esta fortaleza de dicha economía, también se observa en indicadores como el Índice de Confianza del Consumidor y en el crecimiento en dos dígitos en el mes de septiembre, tanto en las ventas a minoristas como en las de nuevas viviendas.

En lo referente al viejo continente, la Zona Euro también presenta un desempeño económico favorable, esperándose un crecimiento del PIB de 1.5% para este año, liderado principalmente por Alemania (1.5%) y España (3.1%). En cuanto a los mercados emergentes, el panorama es incierto. China, la segunda economía del mundo, ha venido desacelerándose, generando volatilidad en los mercados financieros internacionales.

En el caso de América Latina y el Caribe, economías como Brasil y Venezuela se encuentran en recesión. Argentina muestra un estancamiento y otras como Chile, Perú y Colombia han tenido un proceso lento de recuperación. Si bien el crecimiento económico regional será de -0.3% en este año, en el caso particular de la República Dominicana, su desempeño la coloca en una posición cimera, como apreciaremos a continuación.

Sector Real: Crecimiento, Precios y Mercado Laboral

Como cada año, ya es una tradición aprovechar este escenario para anunciar al país, la primicia de las cifras preliminares de la economía dominicana a enero-septiembre, las cuales muestran que el Producto Interno Bruto en términos reales, registró un crecimiento acumulado de 6.7% en los primeros nueve meses del año. Este comportamiento estuvo impulsado por la expansión interanual de 7.1% en el tercer trimestre de 2015, a pesar de la caída de -5.3% en la actividad agropecuaria en julio-septiembre, como consecuencia de la severa sequía.

Este crecimiento supera a Bolivia (4.7%), Panamá (4.0%), Guatemala (4.0%), Nicaragua (3.5%) y a los demás países, que están creciendo por debajo del 3.0%. Esta semana, Luis Alberto Moreno, Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), acaba de afirmar, citamos: “Hoy visito una República Dominicana que desde el punto de vista macroeconómico, se ha consolidado como una de las economías más estables y dinámicas de toda nuestra región”. Asimismo, la prensa de ayer resaltó en varios titulares “JP Morgan dice de RD: Estrella del Caribe aún brilla fuerte”, a propósito de su más reciente informe sobre nuestro país. Estas son, amigos, buenas noticias.

En este desempeño económico, las actividades de mayor incidencia en términos de valor agregado fueron: Construcción (17.8%), Comercio (9.0%), Enseñanza (8.8%), Intermediación Financiera (7.9%), Transporte y Almacenamiento (6.2%), Salud (6.2%), Hoteles, Bares y Restaurantes (5.9%), Manufactura Local (5.7%), Zonas Francas (5.4%) y Otros Servicios (3.8%), actividades que explican el 81% del crecimiento en enero-septiembre de 2015.

Cabe resaltar, el comportamiento de la Construcción pública y privada, que ha crecido de forma sostenida en dos dígitos desde mediados de 2013, es decir por ocho trimestres consecutivos. De manera particular, en los primeros nueve meses del año, el dinamismo de esta importante actividad se reflejó en el crecimiento de los volúmenes de ventas de insumos como el cemento (11.2%), varilla (16.7%), pintura (6.9%) y cemento asfáltico (117.7%), así como en el aumento en 26.7% en las recaudaciones del ITBIS pagado por las empresas constructoras. Este notable desempeño, también resulta cónsono con el incremento acumulado de 19.6% en la inversión en términos reales al cierre de septiembre, con respecto a igual período del año anterior.

En cuanto al comportamiento de los precios, la inflación acumulada en enero-septiembre 2015 ascendió a 1.33% y la anualizada a 0.39%. La sequía experimentada en el país, la más intensa desde el 1997, ha provocado significativos aumentos de precios en rubros de alta ponderación en la canasta familiar, como son plátanos, yuca, guineos, habichuelas, cebollas, entre otros. Esto explica en gran medida que el grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas arrojara una inflación anualizada de 7.6% a septiembre 2015, la cual fue compensada por la disminución anualizada de -10.3% en el grupo Transporte, por efecto de la caída en los precios de los combustibles.

Estamos conscientes de que muchos ciudadanos perciben que los precios crecen a un ritmo más acelerado, llegando a cuestionarse la validez del dato de inflación que publica el Banco Central. Permítanme aprovechar esta oportunidad, para hacer algunas puntualizaciones al respecto.

La inflación refleja la evolución de los precios de una amplia gama de bienes y servicios, levantados diariamente en los principales puntos de compra de 42 municipios y el Distrito Nacional, los cuales pueden diferir de una región o de una ciudad a otra, por los márgenes de comercio y transporte asociados a la distancia entre las zonas de producción y los puntos de venta finales al consumidor.

Esto quiere decir estimados amigos, que la inflación resulta de un promedio general que toma en cuenta las variaciones de los precios por regiones de una canasta representativa de 305 bienes y servicios consumidos por los dominicanos, donde las variaciones de los precios de algunos artículos pueden ser compensadas por las de otros, como pueden comprobar en la página web del Banco Central, en la que se publica el detalle de la evolución de los precios de todos los bienes y servicios que componen la canasta familiar, incluyendo el análisis de la inflación experimentada en los distintos quintiles de gasto.

En cuanto al mercado laboral, conforme resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo de octubre 2015, se generaron 155,189 nuevos empleos netos en los últimos doce meses, que sumados a los 235,600 empleos creados entre octubre 2012-octubre 2014, totalizan 390,789 nuevos puestos de trabajo, durante los 36 meses transcurridos entre octubre 2012 y octubre 2015, aproximadamente el 85% en el Sector Formal. De mantenerse ese ritmo anual de creación de empleos, se superaría ampliamente la meta del Excelentísimo Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez, de contribuir a generar 400,000 empleos.

Política Monetaria y Sector Financiero

Como es de público conocimiento, durante el presente año la política monetaria ha estado orientada a mantener la estabilidad macroeconómica, en un ambiente de bajas presiones inflacionarias y alto crecimiento económico. Bajo estas premisas, el Banco Central redujo su tasa de política en 125 puntos básicos, de 6.25% a marzo de 2015, a un 5.0% en la actualidad.

Las medidas monetarias permitieron que el Sector Financiero canalizara RD$46,076.4 millones, en préstamos, al sector privado en moneda nacional en lo que va de año; y RD$55,915.1 millones en los últimos 12 meses al 16 de octubre de 2015, representando una variación interanual en torno a 10.3%, consistente con una demanda interna impulsada por el consumo y la inversión.  Debo destacar que dentro de los principales sectores más beneficiados en el crecimiento del crédito, tenemos microempresas (27.6%), consumo (14.7%) y adquisición de viviendas (12.0%).

Es oportuno destacar que tenemos un sistema financiero consolidado líquido, rentable y adecuadamente capitalizado, como lo reveló recientemente el Superintendente de Bancos, Lic. Luis Armando Asunción, al presentar al país las cifras del Sistema Financiero. Al cierre del tercer trimestre de 2015, el patrimonio refleja un aumento del 10.0%, alcanzando una rentabilidad del patrimonio (ROE) de 18.1%, una rentabilidad de los activos (ROA) de un 2.0% y un índice de solvencia de 16.9% en agosto de 2015, superior al 10% requerido legalmente; con una morosidad menor al 2% y provisiones de más de 150% de su cartera vencida. Este buen comportamiento del sistema financiero estuvo influenciado por los bancos múltiples, que constituyen el 86.8% del mismo, los cuales registran un coeficiente de solvencia de 15.1%, morosidad de apenas 1.5%, cobertura de la cartera vencida de 185.5% y rentabilidad del patrimonio (ROE) de 20.9% en el período analizado.

Cabe señalar, que estos resultados de la política monetaria y financiera han estado acompañados de una ejecución fiscal prudente y racional, en línea con lo establecido en el Presupuesto Nacional y la consolidación de las finanzas públicas. Se prevé que al cierre de 2015, el Gobierno que encabeza el Lic. Danilo Medina Sánchez, alcance un superávit primario cercano a 0.4% del PIB y un déficit en torno al 2.4% del PIB, un esfuerzo verdaderamente extraordinario.

 

Sector Externo

En consonancia con este comportamiento de la economía dominicana, las cifras del sector externo exhiben un desempeño favorable. El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos se redujo en US$704.4 millones en enero-septiembre, respecto a igual periodo de 2014.

Este menor déficit obedece en gran medida al comportamiento que ha venido presentando el turismo, cuyos ingresos tuvieron en esos nueve meses un crecimiento de 8.5%, generando US$4,644 millones. En el pasado mes de septiembre, el flujo de pasajeros no residentes registró un incremento de 16.7%, el más alto crecimiento interanual del presente año, al crecer la cantidad de turistas en 17.1% y los dominicanos no residentes en 14.3%. Esto quiere decir mis amigos, que solo en dicho mes, recibimos extranjeros y dominicanos no residentes por unos 330,000 pasajeros, más de 47,000 que en igual mes del 2014, para un acumulado en lo que va del año de  4,222,374 visitantes, aún sin haberse iniciado la temporada alta de invierno.

Asimismo fueron importantes las Remesas recibidas, las cuales crecieron en 7.0% durante el período enero-septiembre de 2015, unos US$3,733.9 millones. Otro factor que influyó positivamente en el resultado de la cuenta corriente, fue la significativa reducción de la factura petrolera en US$1,067.6 millones, con relación a igual período del año pasado, por los menores precios internacionales del petróleo.

En cuanto a las exportaciones de bienes, si bien los primeros nueve meses del año han presentado una caída de -2.6%, como consecuencia de las menores exportaciones nacionales por la reducción de las exportaciones mineras (-20.8%) y de las industrializadas (-6.5%), las exportaciones de zonas francas se incrementaron en 5.0% y las agropecuarias crecieron 0.2%, impulsadas por productos como cacao en grano (29.8%), café en grano (7.1%) y guineo (1.0%).

Respecto a la Inversión Extranjera Directa, el país recibió flujos por unos US$1,639.7 millones durante enero-septiembre 2015, destinados principalmente a las actividades del turismo y bienes raíces. Es oportuno aclarar, que la reducción de -21.0% en dicha variable en el primer semestre de este año, resaltada en una publicación reciente de la CEPAL, se debió a motivos coyunturales, tales como repatriación de utilidades y pagos de préstamos de las empresas a sus casas matrices, ya que para el trimestre julio-septiembre de este año los flujos recibidos incrementaron un 44.8%, manteniéndose para el cierre 2015, el ritmo del crecimiento promedio de la Inversión Extranjera Directa en la última década, superior a los US$2,000.0 millones anuales, gracias a la confianza de los inversionistas en la economía dominicana.

Estos resultados contribuyeron a la acumulación de reservas internacionales, registrando al 20 de octubre de 2015 las reservas brutas US$4,820.2 millones, equivalentes a 3.3 meses de importaciones, y las reservas netas unos US$4,741.7 millones. Con este panorama, el mercado cambiario dominicano exhibe niveles de depreciación, que sin afectar la competitividad de las exportaciones, alcanza al 20 de octubre de 2015 tan sólo 3.0% la interanual, y 2.1% la acumulada, una de las menores de América Latina, muy por debajo de países como Brasil, Colombia, Chile, Argentina, Perú, entre otros, con depreciaciones entre 8.2% y 31.3%.

Este desempeño de nuestra economía no ha sido ignorado por los analistas  internacionales. La firma Standard & Poors,s mejoró la calificación de riesgo-país, y el Indicador de Bonos de los Mercados Emergentes (EMBI) se encuentra desde hace 12 meses por debajo del promedio de América Latina, redundando en menores costos del financiamiento público y privado en los mercados internacionales y en un mayor atractivo para la inversión extranjera directa.

 

Logros Institucionales 2015

Permítanme ahora, estimados bancentralianos, referirme a los principales logros institucionales en lo que va del año. En cuanto a la regulación bancaria, en línea con las tendencias internacionales, la Honorable Junta Monetaria fortaleció normas reglamentarias sobre los derechos de los consumidores de los servicios financieros, el Gobierno Corporativo, la Concentración de Riesgos y modificó el Reglamento de Evaluación de Activos, para admitir las garantías fiduciarias, a fin de viabilizar la ejecución de importantes proyectos inmobiliarios, especialmente de viviendas de bajo costo, contribuyendo con los esfuerzos del superior Gobierno, de que la población dominicana de menores ingresos tenga acceso a un techo digno.

Asimismo, el Banco Central participó activamente en la propuesta de modificación de la Ley del Mercado de Valores, del Anteproyecto de Ley de Garantías Mobiliarias, de la Ley de Reestructuración y Liquidación de Empresas, así como en la Ley que transforma al Banco Nacional de la Vivienda y la Producción en el Banco Nacional de las Exportaciones (BANDEX). Todas estas iniciativas fueron conocidas y aprobadas por la Junta Monetaria.

Como todos recordarán, a fin de promover la inclusión financiera en las zonas más remotas del país, la Junta Monetaria aprobó en el 2013 la figura del subagente bancario. Al cierre del tercer trimestre de este año, según datos de la Superintendencia de Bancos, ya 2,233 establecimientos comerciales han sido autorizados como subagentes bancarios en toda la geografía nacional, representados por farmacias, colmados, ferreterías, entre otros, destacando el Banco Mundial en esta misma semana, que la República Dominicana supera el promedio regional en bancarización.

Por otra parte, continuando con la modernización del Sistema de Pagos y Liquidación de Valores del país, los bancos múltiples están ofreciendo el servicio de Pagos al Instante, a través del Sistema LBTR, permitiendo a los clientes bancarios realizar transferencias entre cuentas, pagos de tarjetas y préstamos -en pesos y dólares- con un tiempo máximo de acreditación de 15 minutos. Este es un servicio único en la región, y por qué no decirlo, de los pocos a nivel mundial que facilitan las transferencias interbancarias de fondos de manera inmediata, que se suma al importante logro alcanzado de reducir a tan  solo un día, el tránsito de los cheques bancarios.

En este año 2015, en lo que respecta a la educación económica y financiera, 1,200 maestros a nivel nacional quedarán capacitados en esta materia, en adición a los 600 formados en el 2014. Continuamos con los Diplomados de Economía y Finanzas para periodistas, con miras a que puedan transmitir con mayor objetividad y claridad los temas económicos. Asimismo, iniciamos diplomados para funcionarios y empleados no economistas del Banco Central, y se encuentra en carpeta la iniciativa de incluir al personal administrativo, como son auxiliares, conserjes, choferes y policías bancarios, entre otros, además de proseguir con los talleres en distintos centros escolares públicos y privados.

Este año cumple tres décadas el Concurso Anual de Economía Biblioteca Juan Pablo Duarte y convocamos la Cuarta Competencia de “Economistas del Futuro” para estudiantes del último año de bachillerato. A través del Departamento Cultural, continuamos apoyando nuestras series de publicaciones, lográndose una de las principales colecciones bibliográficas del país. Asimismo, presentamos en colaboración con el Ministerio de Cultura, los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Consumo Cultural de la República Dominicana, que revela informaciones sobre los hábitos, prácticas y gastos realizados por la población en actividades culturales.

Como parte del Programa Aula Central, recientemente celebramos el V Seminario Internacional de Comunicación dedicado al tema Responsabilidad Social y la II Semana Económica y Financiera, participando 25 instituciones y cerca de 5 mil visitantes. En ese mismo tenor, lanzamos una novedosa campaña por televisión y radio dirigida al público en general, con temas sobre la Inflación, el rol de la Política Monetaria y la importancia del Sistema Financiero.

En consonancia con nuestro compromiso con la transparencia, en la reunión de primavera del FMI, celebrada en Washington en abril del presente año, fue presentada como un caso exitoso, la nueva serie de Cuentas Nacionales del país, incluyendo la publicación de la Serie Homogénea del Producto Interno Bruto (PIB) año de Referencia 2007, para el período 1991-2015, con frecuencia anual y trimestral. De igual modo, tenemos un nuevo formato de las estadísticas de Exportaciones e Importaciones con mayor nivel de desagregación en la Balanza de Pagos.

Otro importante logro institucional, lo constituye el Programa de Mejoramiento Continuo del Índice de Precios al Consumidor (IPC), con asistencia técnica de la CEPAL. Esto nos coloca según dicho organismo, a la vanguardia de la región de América Latina en la materia, por lo que técnicos del Banco Central, previa solicitud de la CEPAL, han ofrecido asistencia técnica en la modalidad de “Cooperación Horizontal” a Ecuador, Panamá, Cuba y próximamente a Costa Rica.  

Por otra parte, el Banco Central participa en el Consejo Nacional de Cambio Climático y Mecanismos de Desarrollo limpio, tema que por sus efectos al medioambiente y sus implicaciones macroeconómicas, fue debatido ampliamente en la referida reunión del FMI,  y al cual el Papa Francisco le ha dedicado su más reciente encíclica “Laudato Si” (“Alabado seas”).

Con relación a nuestro brazo ejecutor de la responsabilidad social, el Voluntariado del Banco Central continúa trabajando sin desmayo en la reforestación de la Cuenca Alta del Rio Ozama y en iniciativas relacionadas con el desarrollo integral de nuestro personal y la colectividad.

A raíz de una visita que nos hiciera la joven talentosa Francina Hungría, aquí presente y cuya Fundación el Banco y nuestro Voluntariado ha venido apoyando, ella nos mostró una aplicación de lectura de billetes para este segmento de la población. Hoy me complace anunciarles, que los discapacitados visuales dominicanos podrán disponer gratuitamente a partir de noviembre de este año, de una aplicación para teléfonos inteligentes desarrollada por nuestro Departamento de Sistema y Tecnología, llamada “Identificador Audible de Billetes de la República Dominicana (IABRD)”, que les permitirá identificar nuestros billetes en todas sus denominaciones.

 

Perspectivas Macroeconómicas

Como se infiere de lo antes expuesto distinguido auditorio, pienso que vamos por el sendero correcto, convencidos de que una economía con fuertes fundamentos macroeconómicos como la nuestra, propicia la inversión y la creación de empleos productivos, además de que nos permite sortear las volatilidades características de un entorno internacional complejo.

Los pronósticos con que contamos hasta el momento, indican que de mantenerse el ritmo de crecimiento julio-septiembre, la economía dominicana podría terminar creciendo por encima de 6.7% en el 2015, posiblemente el mayor crecimiento de Latinoamérica, proyectándose que la misma crecería cerca de su potencial el año entrante. En cuanto a la inflación se espera que este año culmine en alrededor del 3.0%, es decir cerca del límite inferior de la meta prevista de 4%±1%, manteniéndose la misma proyección para 2016.

En términos de la cuenta corriente, se espera concluir este año con un déficit cercano al 2.0% del PIB, por debajo de su promedio histórico y el menor de la última década, y alrededor del mismo valor para el 2016, con un monto estimado de Inversión Extranjera Directa de alrededor de los US$2,300 millones e ingresos por turismo de unos US$6,500 millones, lo cual fortalecerá la apreciada estabilidad macroeconómica que hemos disfrutado en los últimos años.

 

Reflexiones Finales

Apreciados amigos, desde hace un tiempo en todas nuestras disertaciones públicas nos hemos referido en forma reiterada, a la necesidad imperiosa de aunar esfuerzos para que forjemos una sociedad más justa, inclusiva y con menos desigualdades.

Precisamente el Premio Nobel de Economía 2015, el Profesor de la Universidad de Princeton Angus Deaton, reconocido por sus análisis sobre “consumo, pobreza y bienestar”, habla de que en el mundo existe una “desigualdad crónica”. En esa misma dirección, otro Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, quien recientemente nos visitara, declaró al referirse al libro del francés Thomas Piketty sobre el Capitalismo del Siglo XXI, “que integrar el concepto de crecimiento económico con el de distribución de ingresos salariales y riqueza, cambiaría el modo en que pensamos sobre la sociedad y la economía”.   

De igual modo, como lo expresa Joseph Stiglitz, en su libro El Precio de la Desigualdad: “Otro mundo es posible. Podemos lograr una sociedad más acorde con nuestros valores fundamentales, con mayor igualdad de oportunidades y un nivel de vida más alto para la mayoría de los individuos, conscientes de que no será fácil”.

En esa tesitura, el Excelentísimo Señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez ha sido enfático al externar el compromiso de su Gobierno, de redoblar los esfuerzos para sacar más dominicanos de la pobreza e insertarlos en actividades productivas, como lo ha demostrado a través de sus visitas sorpresas, las cuales han creado un precedente reconocido por organismos internacionales, logrando dinamizar y reducir de la pobreza de zonas rurales que se encontraban económicamente muy marginadas.

En pocas palabras, para que se derrame el crecimiento económico que experimenta el país, se hace imprescindible elevar los ingresos de los pobres y de la clase media, reduciendo las desigualdades, como lo expresara también la Directora del FMI, Christine Lagarde en Lima, Perú, el  pasado 9 de octubre, al referirse a la aspiración de una sociedad más inclusiva.

En efecto, pienso que si queremos equidad, erradicar la pobreza, vivir dignamente y con paz, tenemos que asumir el compromiso, a través de alianzas entre el sector privado y el sector público, de aportar en la medida de nuestras posibilidades, nuestros conocimientos, mejores esfuerzos y quehacer diario en pro de alcanzar soluciones sostenibles, sustentadas en empleos de calidad,  mejoras en educación, salud, bienestar humano y justicia social. 

Para ello los exhorto, como es una costumbre de quien les habla, a que apostemos con fe y optimismo a esos nobles ideales, de procurar lazos de solidaridad que promuevan el bien común para todos los dominicanos. Que Dios los bendiga hoy y siempre.  

 

Muchas gracias.


Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram