Portada Comunicados de Política Monetaria BCRD mantiene inalterada la Tasa de Política Monetaria
BCRD mantiene inalterada la Tasa de Política Monetaria

El Banco Central de la República Dominicana, en su reunión de Política Monetaria de septiembre de 2011, decidió dejar invariable la Tasa de Política Monetaria (Overnight) en 6.75% anual. Al mismo tiempo, mantuvo la Tasa de Interés Lombarda en 9.50% anual.

Las decisiones con respecto a la tasa de referencia están condicionadas por el comportamiento de los principales determinantes de la inflación. En efecto, en agosto de 2011, la tasa mensual de inflación fue de 0.50%, siendo la tasa anualizada 10.2% y la acumulada en el periodo enero-agosto 7.3%. Por otro lado, la inflación subyacente en términos anualizados alcanzó 6.2%, mientras en términos acumulados ascendió a 4.07%.

En el contexto externo, las perspectivas económicas de los países industrializados para este año y el próximo, continúan deteriorándose, influidas por altos déficits fiscales, endeudamiento creciente y una débil actividad económica. En ese sentido, en el mes de septiembre, el FMI redujo nuevamente sus proyecciones de crecimiento de Estados Unidos para 2011 y 2012, a 1.5% y 1.8%, respectivamente, a la vez que bajó las perspectivas de crecimiento para la Zona Euro, a 1.6% y 1.1%, para igual periodo. Las expectativas de un mayor deterioro en la economía de los países desarrollados han provocado una disminución en las previsiones del volumen del comercio mundial de bienes y servicios, restándole presión a los precios internacionales de bienes primarios. De esta forma, el FMI también revisó a la baja las proyecciones, tanto para 2011 como para 2012, de los precios de petróleo, alimentos y metales. En este contexto, se estarían reduciendo las presiones inflacionarias de carácter externo para países importadores netos de bienes primarios y materias primas, como es el caso de la República Dominicana.

La solución de los problemas económicos en los países industrializados ha sido afectada por la falta de consenso político para la toma de decisiones que permitan una salida rápida y ordenada a los desequilibrios que enfrentan. Esta falta de consenso ha agravado la situación, generándose una disyuntiva entre la posibilidad de generar nuevos estímulos de demanda y la necesidad de llevar a cabo una consolidación fiscal en el mediano plazo. Mientras en Estados Unidos queda pendiente la aprobación política del plan de creación de empleos y de sostenibilidad fiscal, en la Zona Euro no se ha llegado una solución definitiva al problema de deuda de Grecia y de las otras economías de la periferia con situaciones frágiles.

En el ámbito doméstico, a pesar del difícil entorno internacional la economía logró crecer 4% en el primer semestre del año. En el segundo semestre, algunas variables como el indicador mensual de actividad económica (IMAE) y el crédito al sector privado en moneda nacional comienzan a mostrar mejoría. Adicionalmente, las perspectivas de precio internacional de bienes primarios permiten prever un mejor desempeño en la cuenta corriente de la balanza de pagos para el resto del año y para 2012. La inflación continúa moderándose al disiparse los efectos de una sola vez provenientes de los ajustes en precios regulados. Las condiciones actuales contribuirían a que la inflación se sitúe gradualmente en el rango meta de 5%-6% durante los primeros meses de 2012.

El Banco Central seguirá monitoreando de cerca el entorno internacional relevante, así como el comportamiento de la economía doméstica, con el objetivo de evitar el resurgimiento de presiones inflacionarias internas y mantener la estabilidad de precios y el buen funcionamiento del sistema financiero y de los sistemas de pagos.

Santo Domingo, 28 de septiembre de 2011.

Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram