Portada Comunicados de Política Monetaria BCRD mantiene su tasa de política monetaria en 5.25% anual
BCRD mantiene su tasa de política monetaria en 5.25% anual

En su reunión de política monetaria de agosto de 2017, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió mantener su tasa de interés de política monetaria en 5.25% anual.

La decisión sobre la tasa de referencia tomó en consideración el balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación, la evolución de los principales indicadores macroeconómicos nacionales, así como el entorno internacional relevante para la economía dominicana y las expectativas del mercado. La tasa mensual de inflación ascendió a 0.18% en el mes de julio, por lo que la tasa acumulada al séptimo mes del año se situó en 1.20%. Por otro lado, la inflación interanual se ubicó en 2.54%, por debajo del limite inferior de la meta de 4.0%±1.0% del Programa Monetario. Adicionalmente, la inflación subyacente  ascendió a 2.23% interanual. Las proyecciones indican que la inflación se mantendría cerca del límite inferior de la meta al cierre del año.

En el contexto internacional, las economías industrializadas crecieron a tasas similares durante el segundo trimestre del año. Estados Unidos de América (EUA) y la Zona Euro (ZE) registraron una expansión interanual del producto real de 2.2%, mientras Japón creció 2.1% con respecto a igual período del año anterior. Según Consensus Forecast, EUA crecería 2.1% en 2017 y 2.4% en 2018, a la vez que el producto de la ZE se expandiría en 2.0% y 1.8%, durante esos años. El dinamismo de las economías avanzadas tendría un impacto positivo en la actividad económica mundial, que crecería 3.0% en 2017 y 2018. Cabe destacar que las presiones inflacionarias de las economías desarrolladas se  mantienen bajas, proyectándose un 2.0% para EUA en ambos años y tasas de inflación de 1.5% en 2017 y 1.3% en 2018 para la ZE.

En América Latina se observa una recuperación económica gradual, saliendo de la recesión en el presente año 2017, con excepción de Venezuela. Las proyecciones indican que la economía de la región crecería 1.6% en 2017 y 2.4% en 2018, impulsada por términos de intercambio más favorables.

Las condiciones financieras internacionales para las economías emergentes muestran un alto volumen de liquidez, influenciadas por un proceso de normalización monetaria más gradual en los EUA. Asimismo, la postura de política monetaria de la Reserva Federal, conjuntamente con un mayor dinamismo en las economías europeas, ha contribuido a una depreciación del dólar en meses recientes. Por otro lado, los precios del petróleo se mantienen por debajo de lo proyectado para el presente año, a la vez que el precio del oro se ha incrementado por encima de los US$1,300 la onza troy. Estas tendencias en los mercados internacionales favorecen el buen desempeño del sector externo en República Dominicana.  

En el ámbito doméstico, la economía dominicana creció 4.0% en términos interanuales durante el primer semestre del año, influenciada por una desaceleración de la demanda interna durante el periodo abril-junio. No obstante, en el mercado laboral se generaron más de 76,000 nuevos empleos durante ese periodo, de acuerdo a la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo.

Es importante señalar que, como resultado de las medidas recientes de expansión monetaria, se observa un mayor dinamismo en el crédito orientado al consumo y la producción. En ese sentido, desde que se tomaron las medidas los préstamos a empresas y hogares han aumentado en más de RD$10,400 millones, casi tres veces el promedio mensual del periodo enero-julio. En términos interanuales, el crédito al sector privado en moneda nacional se expande a una tasa de 10.6%, por encima del crecimiento del producto nominal. Se proyecta que el impacto de las medidas monetarias en el crédito y la actividad económica real permitiría alcanzar un crecimiento del PIB en torno a 5.0% al cierre del presente año.

Por el lado fiscal, cifras preliminares muestran que el déficit del Sector Publico no Financiero al cierre de julio alcanzó 1.3% del PIB. En términos interanuales el gasto público crece en torno a 6.0%, mientras los ingresos recaudados por el Gobierno presentan una tasa de expansión interanual de dos dígitos y se mantienen por encima de la proyección presupuestaria. Este comportamiento de las finanzas públicas contribuiría a que se logre la meta de déficit de -2.3% del PIB al cierre del año, equivalente a un superávit primario de 0.8% del PIB. 

Con respecto a las cuentas externas, las actividades generadoras de divisas mantienen un desempeño favorable, lo que contribuiría a situar el déficit en cuenta corriente en torno a 2.0% del PIB para el cierre del año. Adicionalmente, el flujo de divisas ha permitido aumentar las reservas internacionales lo que facilita el mantenimiento de la estabilidad relativa en el mercado cambiario.

El Banco Central de la República Dominicana reafirma su compromiso de conducir la política monetaria al logro de su meta de inflación y al mantenimiento de la estabilidad macroeconómica. En ese sentido, seguirá monitoreando la evolución de la economía mundial y la coyuntura doméstica, a fin de adoptar las medidas necesarias ante posibles riesgos sobre la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.

Santo Domingo, 31 de agosto de 2017

Redes sociales Facebook Redes sociales Twitter Redes sociales LiveStream Redes sociales YouTube Redes sociales Instagram